Implantes detoxificantes de café

Las primeras evidencias de uso de implantes de café se remonta al llamado “Manual de disciplina”, uno de los libros descubiertos en el mar muerto, con más de 100 años de antigüedad. De la misma manera en el evangelio de los Esenios, manuscrito de siglo III d.C., escrito en arameo y guardado actualmente en la bibilioteca del Vaticano en Roma, encontramos referencias al uso y las indicaciones de los enemas de café.

Ya en la era moderna, su uso está relacionado a la época de la primera guerra mundial, para el control del dolor e incrementar la efectividad de los tratamientos aplicados. Estos datos presentes en las historias clínicas de su época, despertaron el interés de los profesores O. A. Meyer y Martin Heubner de la facultad de medicina de la universidad de Gottingen en Alemania, quienes durante la época de 1920 estudiaron el efecto de la cafeína aplicada por vía rectal en ratas, pudiendo demostrar que se dilataban los conductos biliares. El Dr. Max Gerson en Alemania intrudujo el método para uso en humanos con enfermedades crónicas y especialmente en el cáncer, método que se utiliza hasta la actualidad.2

Efecto benéfico de los enemas de café

La experiencia de más de 60 años de uso en pacientes demostró la utilidad como un método valioso para restaurar la función hepática, principal órgano responsable de la regeneración del metabolismo del enfermo y que se recomienda seguirlo muy cuidadosamente al menos durante los primeros 2 años de tratamiento.

En 1981, L. W. Wattenberg y colaboradores demostraron que el ácido palmítico y sus sales como el palmitato de cafestol y palmitato de kahweol del café, potencian una enzima llamada Glutatión S Transferasa (GST), aumentando su producción hasta en un 700%. Esta enzima es clave en la detoxificación del hígado.

En 1985 el investigador Harold Manner en USA, publicó los resultados de su trabajo clínico con pacientes, explicando el mecanismo de funcionamiento del enema. Retenido a nivel del recto duarnte 12 a 15 minutos, produce una dilatación de los vasos sanguíneos hemorroidales, permitiendo el paso de los componentes del café por las venas mesentéricas hasta el hígado. La respuesta inmediata es un aumento significativo de la excreción de bilis desde el hígado, facilitando de esta manera un mecanismo fácil, sencillo y natural de detoxificar este importantísimo órgano, típicamente sobrecargado y deteriorado en su función por la intoxicación que de muchos orígenes tienen los pacientes crónicos o degenerativos.

La retención por 15 minutos permite a la totalidad de la sangre del cuerpo, que da una vuelta completa por el hígado cada 3 minutos, hacer aproximadamente 5 ciclos de detoxicación, lo que se evidencia claramente en la sensación de bienestar y mejoría que experimenta el paciente.

Para 1990, los investigadores P. Lechner y I. Kronberger encontraron otros datos de investigación que explicaron aún más en detalle los beneficios de la técnica. 3,4

Peter Lechner, cirujano oncólogo de Austria, que estaba muy interesado en métodos naturales que ayudaran a sus pacientes de cáncer, corroboró los aumentos muy significativos de la GST, lo que explicaría los efectos benéficos para los pacientes:

  • La GTS se une a la bilirrubina y a sus glucurónidos permitiendo su eliminación del hígado.
  • La GTS bloquea y detoxifica sustancias carcinógenas, que requieren para activarse el proceso de oxidación o reducción.
  • La GTS se une a los radicales libres, condición previa para su eliminación, además de fármacos químicos con acción tóxica al hígado.

Estos resultados han dado una base científica firme a un método simple, económiso y altamente efectivo para detoxificar y reducir la cantidad de toxinas que están circulando en la sangre del paciente. 5,6,7

Max Gerson comenta que estos enemas, al facilitar la activación de enzimas del hígado y duodeno, ayudan a eliminar 4 de las más importantes toxinas del cuerpo: Las poliamidas, el amoníaco, el nitrógeno tóxico ligado y los radicales libres. 8

Otro de los beneficios importantes fue publicado por Mark F. McCarty, en relación al control del dolor, al demostrar en la investigación hecha por el senado americano en relación con los tratamientos de cáncer, cómo se reducía en forma importante el dolor, lo que permitía usar menos analgésicos en muchos pacientes. 9,10 Se observó una mejoría significativa en el bienestar, la tensión nerviosa general y muchos de los síntomas relacionados con el dolor. 11

A diferencia de los coleréticos, que simplemente aceleran el tránsito de la bilis, pero no impiden su reabsorción, el enema de café, al activar de forma importante las enzimas NO permite la reabsorción de la bilis tóxica nuevamente hacia el organismo, siendo un agente seguro y eficaz para desintoxicar.

 

Fuente: sochimeb.cl (Sociedad Chilena de Medicina Biorreguladora)

Pida su hora en Bioquantum
Solicite su atención con nuestros profesionales.