Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento

Es un hecho que si queremos gozar de salud debemos atender lo más preciado que tenemos, nuestro templo, nuestro cuerpo.

Como nutricionista me atrevo a afirmar que cuidar nuestra dieta, nutriendo desde el interior el organismo, es fundamental para lograr el equilibrio, no solo corporal sino que también mental. El poder que ejercen los alimentos en el organismo es maravilloso, y cuando hablo de alimentos me refiero a los otorgados directamente por nuestra sabia naturaleza, es decir sin procesar y cultivados de manera natural.

Un gran porcentaje de nuestra dieta diaria debiera ser en base a alimentos vivos, especialmente frutas y verduras. Podemos consumirlas al desayuno, almuerzo, cena y colaciones. Si bien la cantidad depende de cada persona, el alto contenido en vitaminas, minerales, enzimas, antioxidantes y fibra que entregan estos alimentos ayudan a nutrir, desintoxicar, regenerar y alcalinizar nuestro organismo. Somos afortunados de la diversidad de alimentos que la naturaleza nos ofrece, más aún en esta época del año que comenzamos a gozar de mayor variedad de frutas y verduras de todos los colores y llenas de sabor.

Al introducir en nuestra dieta diaria alimentos vivos sumado a la disminución del consumo de alimentos altamente procesados, podemos experimentar distintos beneficios como mayor energía, regulación del tránsito intestinal, fortalecimiento del sistema inmunológico, pérdida de exceso de peso, entre otros. Estaremos ayudando a prevenir enfermedades y también a combatirlas.

¡Crea conciencia de lo que comes, dale a tu cuerpo el “combustible” que realmente necesita!

A continuación expongo 5 alimentos que benefician nuestro organismo:

Alcachofa: posee características antiinflamatorias, favorece la desintoxicación del hígado gracias a sus componentes como la cinarina y favorece la eliminación de líquidos. Además contiene inulina, prebiótico que favorece la digestión.

Espárrago: alta fuente de vitamina C y folatos, además aporta mucho potasio, todos compuestos esenciales para un sistema cardiovascular saludable. También gracias a su combinación de minerales es un excelente diurético. Posee inulina, que beneficia la salud de bacterias beneficiosas para el intestino.

Frutilla: potente efecto antioxidante debido a su alto contenido en vitamina C, bioflavonoides y antocianinas. Son diuréticas y alcalinizantes, además debido a su alto contenido en fibra favorece el tránsito intestinal.

Chirimoya: aporta considerable cantidad de energía, es rica en vitaminas del grupo B y destaca por su contenido de minerales como calcio, fósforo, hierro y potasio. Contiene bastante fibra lo cual estimula el tránsito intestinal. Posee propiedades antitumorales gracias a las acetogeninas que contiene.

Ciruela: rica en antocianinas, potente antioxidante que evita la producción de radicales libres y por ende compuestos con actividad disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular y cáncer. Es rica en fibra y otras sustancias que ayudan específicamente a estimular suavemente los movimientos peristálticos del intestino, facilitando el tránsito intestinal.

Pida su hora en Bioquantum
Solicite su atención con nuestros profesionales.