Práctica médica consistente en la  aplicación de una inyección  en determinadas zonas del cuerpo, con fines terapéuticos, conocida como la terapia del dolor. El objetivo primordial es la restauración de los potenciales eléctricos en la membrana celular.

La recuperación de las lesiones y dolores es casi instantánea y se aplican pequeñas dosis subcutáneas en puntos metamericos científicamente estudiados. Se utilizan pequeñas agujas y productos naturales como procaína, lidocaina, vitamina B  u otros productos de uso linfático. Mediante  el  uso  de  estas sustancias  se  logra  que el cuerpo recupere  su  capacidad  de  sanar, eliminando  los  campos  de interferencia  como  cicatrices,  dolores  crónicos  o  zonas  inflamadas.

Pida su hora en Bioquantum
Solicite su atención con nuestros profesionales.

*/ ?>